El éxito no se hace solo

Lamentablemete, muchas veces lo olvidamos, descuidamos nuestras relaciones profesionales y sin darnos cuenta, nos aislamos de aquellas amistades que han dedicado tiempo a alcanzar su meta y que incluso ya poseen éxito.

"La aptitud para manejar a las personas es un producto que se compra, como el azúcar y el café, y yo lo pago más caro que cualquier otro en el mundo", decía Rockefeller, que poseía el arte de saber rodearse de gente adecuada. Meditemos en la última parte de la frase: "yo lo pago más caro que cualquier otro en el mundo". 

En realidad, cuanto más avance usted en el camino del éxito, más percibirá que lo importante no es tanto el capital o las ideas o el entusiasmo, sino los individuos. Las relaciones o el dinero pueden ser absolutamente necesarios, así como las ideas y el entusiasmo, pero no son suficientes si no se puede contar con los individuos.

Aprender a entenderse con la gente

El que no se entiende con nadie (y está convencido de que son siempre los otros los equivocados, como el soldado que en un desfile cree ser el único que marca el paso) no sabrá nunca entenderse con los demás y por lo tanto difícilmente alcanzará el éxito o almenos elevados puestos, ya que las personas prefieren trabajar con individuos agradables.

Hágase amigos en los negocios

Aprenda a rodearse de la gente adecuada, esos serán los amigos que se convertirán en sus aliados y le ayudarán a subir los escalones del éxito. 

Tenga discernimiento al elegir sus amigos, en todo caso sus amigos profesionales, Evite a los perdedores, los intrigantes y sobretodo a los que sufren de una corta visión, estas personas pueden ejercer una influencia nefasta en usted. 

Póngase a trabajar de inmediato y con empeño

Conrad Hilton, el más grande hotelero del mundo, además de ser un consumado maestro de las finanzas fue desde chico un dotado para el comercio, su determinación de triunfar despertaba la admiración y apoyo de su familia. Poseía el más alto grado de ese sexto sentido que permite a los financieros aprovechar "el buen momento".  Pero además, Conrad Hilton sabía respetar una ley fundamental que todos los adinerados del planeta ha sabido tener en cuenta: "Saber rodearse de hombres competentes y ubicarlos en puestos claves, Hombres en los que se pueda tener absoluta confianza". 

"El hombre es una isla" ha dicho algún poeta....En otras palabras, el éxito no se hace solo



Si lo que buscas es Emprender un negocio rodeado de personas que se convertirán en tus aliados y que te ayudarán a tener éxito... Síguenos en Facebook: Zona de Exito

No hay comentarios:

Publicar un comentario